After Sun Exialoe con Aloe vera natural, opiniones, testimonios, información

After Sun con Aloe vera Exialoe

After Sun con Aloe vera Exialoe

Posee Manteca de Karité ideal para la protección de la piel.  Su composición le confiere propiedades que refrescan y alivian después de la exposición al sol.

Combate con éxito el eritema solar.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Sí tienes los derechos de autor de algún texto enviado por visitantes de nuestra Web y quieres que lo eliminemos,

te agradeceremos que nos avises enviándonos un mensaje a info@aloefabrica.com para eliminarlo lo antes posible.


Información útil Publicado por Remedios Ruiz ( Sevilla )

La manteca de karité es un producto natural cada vez más reconocido y valorado por la gente y utilizado en todo el mundo, predomina su uso en el cuidado corporal y la cosmética y no es de extrañar ya que se ha utilizado durante siglos en África por sus propiedades curativas e hidratantes excepcionales. Prueba de ello es que ha sido mencionada en numerosos documentos africanos a lo largo de su historia o también era muy apreciada por Cleopatra, y es que ya se contaba, que en Egipto llegaban caravanas repletas de vasijas con manteca de karité para el cuidado de su piel e incluso las tumbas de algunos reyes fueron talladas con la madera del árbol que da origen a la manteca y sentido a su nombre, el karité o Vitellaria paradoxa que significa mantequilla, quedando de manifiesto por éstos detalles que la manteca de karité ha sido un pilar fundamental de la farmacología africana. Es un excelente regenerador celular que puede ser aplicado en cualquier parte del cuerpo y aportar un gran número de beneficios gracias a su rica composición llena de vitaminas y minerales muy beneficiosos para nosotros. Es muy rica en vitaminas A y E, que ayudan a equilibrar, hidratar y calmar la piel, y vitamina F que ayuda a revitalizar el cabello dañado y la piel. También nos proporciona una dosis extra de colágeno que nos ayudará a luchar contra los típicos signos de envejecimiento como pueden ser las arrugas e imperfecciones en nuestra piel. La manteca de karité la podéis encontrar de muy diversas formas, ya sea como un ingrediente más en multitud de productos de cosmética de las más conocidas marcas o bien comprar la manteca pura. Su textura en un primer momento es como si fuese un tipo de cera, pero al entrar en contacto con simplemente el calor corporal se convierte en aceite siendo así, un producto muy sencillo y agradable de aplicar en cualquier parte del cuerpo  que nos hidratará de una manera ecológica y totalmente natural.  En cuanto a su aspecto, tiene un color blanco amarillento. Debemos diferenciar entre los 2 formatos en que podemos encontrar la manteca de karite en el mercado: manteca de karité sin refinar es totalmente natural y sin tratar, no se le ha añadido ningún tipo de aditivo que modifique sus propiedades por determinados objetivos como por ejemplo la eliminación de su olor o color amarillento para hacerlo más atractivo para fines comerciales. Éste color amarillento que posee la manteca sin refinar, se debe a su alto contenido de vitamina A por lo que si se refinase, durante el proceso, además de eliminar su color, éstas vitaminas también desaparecerían. Éste proceso de fabricación es manual. Manteca de karité refinada este tipo de manteca ha pasado por un proceso de elaboración, por lo que se habrán alterado algunas o muchas de sus propiedades. Es extraída mediante disolventes procedentes del petróleo. El aceite que se consigue extraer de las semillas, es hervido para eliminar los restos de disolvente tóxicos, después se refina, blanquea y se desodoriza (eliminación de olores). Realizando el proceso de ésta manera, siempre quedarán algunos restos de sustancias químicas, añadiendo antioxidantes o conservantes como sucede en la gran mayoría de los casos. Como resultado, obtendremos una sustancia inodora y de color blanco atractiva estéticamente pero que no poseerá los beneficios y propiedades que nos ofrece de manera natural como su capacidad de nutrición, su gran hidratación o su efectividad como agente cicatrizante. Las propiedades y usos de la manteca de karité son interminables es un excelente agente curativo y eficaz contra quemaduras, cicatrices y moretones gracias a sus vitaminas A,D,E y F. Propiedades Antiinflamatorias capaces de aliviar el dolor debido a la artritis y el reumatismo. Descongestionante nasal si es aplicado en la parte inferior de las fosas nasales. Regeneradora y reparadora de la dermis gracias a sus propiedades reestructurantes y suavizantes. Potente y duradero poder de hidratación y nutrición que mejorará la elasticidad de tu piel debido a su contenido en vitamina F. Poder anti-irritación, muy útil en el cuidado de las pieles más delicadas o como puede ser el momento tras el afeitado en el caso de los hombres. Se puede usar en el cabello para darle un extra de hidratación y protección del sol. Le aportará volumen, suavidad y brillo pudiendo aplicarse tanto en húmedo como en mojado. Bálsamo para las zonas más sensibles ayudando a hidratar y proteger contra rozaduras o rojeces. Es un producto comedogénico por lo que no obstruirá los poros al aplicarse como un aceite sobre éstos por lo que también aporta beneficios en el caso de sufrir acné. Protección Solar. La manteca de karité también protege y previene contra posibles quemaduras producidas por el sol y es que recubre la piel con una película invisible que conseguirá evitar una deshidratación. Protección contra el frio. Muy efectiva para los sabañones en las manos que son producidos por su exposición al frío o humedad intensos y también para partes más sensibles que puedan requerir un extra de protección. Resultados excelentes en tratamientos para problemas de estrías, arrugas, manos o talones ásperas y/o secas. Protector y reparador labial. Propiedades anti-envejecimiento ya que es uno de los regeneradores celulares naturales más efectivos. Aconsejado su uso también en las uñas para mejorar su brillo y prevenir posibles roturas. Muy recomendada para estados de embarazo o lactancia previniendo a la piel de la posible y común aparición de estrías o también la posible formación de grietas en el pecho. Excelente como aceite de masaje. Muy recomendado para deportistas. Aportará un extra de elasticidad a la piel y es recomendable tanto antes como después del ejercicio ya que en éste caso ayudará al musculo a recuperarse de una forma más rápida eliminando toxinas y consiguiendo un mejor drenaje. También se puede aplicar una cucharada de manteca durante un baño, dándole a tu piel una suavidad extremadamente placentera. Usos culinarios. La manteca de karité también es comestible y es utilizada en la preparación de muchos alimentos en Africa. En algunas ocasiones ha sido utilizada como sustituta de la manteca de cacao en la industria relativa al cacao, aunque cabe destacar que su sabor es totalmente diferente. Desde hace siglos, se ha utilizado el fruto del árbol de karité en los pueblos africanos. Cada pueblo realiza diferentes elaboraciones y tienen distintas recetas usadas a lo largo de su historia, generalmente guisando la pulpa junto con la cáscara. El uso que le suelen dar es similar al que le podemos dar nosotros a la mantequilla y es el de gratinar, freír o la elaboración de algunas salsas. El karité, es un árbol que se encuentra localizado principalmente en la sabana de varios países como Costa de Marfil, Mali, Burkina Faso o Sudán y es considerado por la población aborigen como el más preciado árbol sagrado. Únicamente y por mujeres,es realizada la recolección de los frutos que se caen al suelo. Puede llegar a medir más de 16 metros de altura, con un diámetro de aproximadamente un metro, y es un árbol centenario. La elaboración de la manteca de karite es realizada gracias a las nueces del árbol de karité. Durante el proceso se secan, son trituradas y transformadas mediante un proceso de ebullición a una grasa que se acumulará en la superficie. Ésta grasa generada tras enfriarse, se recoge y se le realizan diversos filtrados para eliminar las impurezas que hayan podido surgir durante el proceso. Éste es el sencillo proceso con el que se obtiene la manteca de mejor calidad y con las propiedades intactas y la que denominamos manteca de karité sin refinar. Cabe destacar, que con el proceso anteriormente descrito, la manteca pura tendrá un olor natural y también un tiempo de conservación breve ya que al no tener ningún tipo de aditivos, la manteca irá perdiendo sus propiedades conforme vaya pasando el tiempo. La manteca de karité es básicamente un triglicérido o grasa.


La información de las plantas medicinales y productos naturales que aportan nuestro visitantes en este sitio web debe tenerse en cuenta únicamente con fines informativos. Antes de utilizar y poner en práctica cualquier consejo aportado por nuestros visitantes, se debe consultar a un médico, no siendo recomendable el auto-diagnóstico ni la auto-medicación.