Gel Dentífrico Natur Exialoe con Aloe vera, opiniones, testimonios, información

Gel dentífrico Natur con Aloe vera Exialoe

Gel dentífrico Natur con Aloe vera Exialoe

El uso diario del Gel dentífrico + elixir Natur evita la formación de placa y caries dental. Neutraliza el mal aliento y desinfecta la cavidad bucal. Por su activa mezcla de componentes aromatizantes, refrescantes y desinfectantes deja un buen sabor y frescura en la boca. Contiene Agua de mar, 20% de Aloe Vera y un 2% Própolis.
No contiene Fluor ni Sodium Lauryl Sulphate.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Sí tienes los derechos de autor de algún texto enviado por visitantes de nuestra Web y quieres que lo eliminemos,

te agradeceremos que nos avises enviándonos un mensaje a info@aloefabrica.com para eliminarlo lo antes posible.


Información útil Publicado por Catalina González ( Bilbao )

Las propiedades del agua de mar son muy conocidas por las poblaciones que estan cerca del mar, desde la antigüedad es utilizada en problemas de la piel y respiratorios. Las personas con problemas o enfermedades respiratorias se les recomendaba respirar brisa marina y darse baños en el mar ya que favorecía mucho nuestros pulmones siendo ideal para terminar no sólo con: catarros, tos con flema y mejorar otras dolencias más serias. Propiedades antibióticas y cicatrizantes: El agua de mar posee zinc, potasio, yodo y oligoelementos que la convierten en una gran aliada de nuestra piel y nuestro cuerpo en general. Uno de sus principales beneficios son sus propiedades antibióticas que funcionan muy bien en los procesos de cicatrización. Ayuda a la relajación muscular y gracias a la presencia de yodo también favorece la recuperación de los músculos ante ciertas lesiones. Los baños marinos que disminuyen el dolor en este tipo de padecimientos. Ayuda a personas nerviosas calma y disminuye la ansiedad, por su contenido en magnesio contribuye a calmar y tranquilizar a quienes sufren de nerviosismo, estrés o depresión leve o severa. El agua de mar también se utiliza en dentífricos ya que mejora la piel dañada en la zona bucal y desinfecta.


Información útil Publicado por Ignacio Tarrega ( Madrid )

El agua de mar y su gran variedad en oligoelementos nos ayuda en problemas relacionados con la piel, el sodio, zinc o yodo que contiene el agua salada contribuye a que la superficie cutánea pueda realizar un proceso llamado ósmosis, por el cual nuestro cuerpo absorbe estos elementos, produciéndose así la renovación de los mismos en nuestro organismo. Como resultado, la piel se vuelve más elástica y mejora su aspecto. Sin embargo, el agua de mar también puede tener efectos negativos en la piel, sobre todo en aquellas que son especialmente sensibles; para evitar su irritación y conservar la piel en perfecto estado, lo más recomendable es ducharse al volver de la playa, para eliminar los restos de sal, y aplicarse a continuación una crema hidratante o un after sun en todo el cuerpo. Debes aplicarte un protector solar después de cada baño, incluso en los días nublados, ya que el agua refleja los rayos ultravioletas y multiplica así sus efectos. El mar es el origen de la vida y desde tiempos remotos se conocen los efectos beneficiosos que tiene el agua de mar sobre las personas. En el siglo XVIII las propiedades curativas de los baños con agua de mar se pusieron de moda en Inglaterra y rápidamente se extendió esta terapia al resto de Europa, lo que dio lugar a  los primeros centros de talasoterapia. El agua de mar contiene oligoelementos (yodo, sodio, potasio, zinc, …), que no se encuentran en el agua dulce y que tienen efectos curativos, el agua del mar nos pone en contacto con el agua salada, en la superficie cutánea se produce el proceso llamado ósmosis, por el cual nuestro cuerpo absorbe estos elementos, produciéndose así una renovación de los mismos en nuestro organismo. El aire marino, saturado de minúsculas gotas de agua de mar, es rico en ozono, yodo e iones negativos, lo que le confiere propiedades antibióticas, actuando como calmante del sistema nervioso y estimulando además las defensas del organismo. Los vientos costeros, ya sean una suave brisa o un viento moderado o fuerte golpean nuestra piel actuando como si de un masaje se tratara, a la vez que depositan sobre ella sales marinas que aumentan la vitalidad y flexibilidad de nuestra piel. El sonido acompasado de las olas tiene efectos relajantes que combaten el estrés y la tensión y eso, por supuesto, mejora el aspecto de la piel. Un baño de mar permite beneficiarte de las propiedades desintoxicantes del agua marina y, además, ayuda a oxigenar la piel y equilibra su Ph, lo que resulta excelente para la piel y contribuye a retrasar su envejecimiento. En invierno, siempre podemos sustituir el baño en el mar por un tratamiento de talasoterapia en un spa, y seguir así disfrutando de sus beneficios.


La información de las plantas medicinales y productos naturales que aportan nuestro visitantes en este sitio web debe tenerse en cuenta únicamente con fines informativos. Antes de utilizar y poner en práctica cualquier consejo aportado por nuestros visitantes, se debe consultar a un médico, no siendo recomendable el auto-diagnóstico ni la auto-medicación.